Últimas Noticias

consejos para mantener la seguridad en la web

Todo lo que debes hacer para mantener el anonimato en la red:

Publicado Lorena Fernández: el 18 de febrero, 2020 • 19:00

¿Qué pasaría si volviésemos al principio de los años 2000? ¿Finales de los ’90, tal vez? ¿Aceptaríamos el hecho de compartir prácticamente todos nuestros datos a organizaciones que en muchos casos violan nuestra privacidad? Creemos que no. Sin embargo, el tiempo ha pasado y la tecnología se ha apropiado de nosotros hasta el punto de que nuestra vida está completamente online y casi ningún dato sobre nosotros es 100% nuestro. Sin embargo, es posible mejorar nuestro status de privacidad y anonimato a la hora de navegar en Internet. Más adelante, te comentamos cómo.

Utiliza aplicaciones más seguras

Una de las medidas que puedes tomar para contribuir a tu propia privacidad y anonimato es el uso del navegador Tor. A medida que navegas en Internet, no es posible que quienes fabrican anuncios o entidades de terceros puedan realizar seguimiento de tu actividad y/o recolectar tus datos. Al terminar tu sesión de navegación, tanto tu historial de navegación como las cookies se borrarán. A pesar de que todas las prestaciones de Tor no están garantizadas en un 100%, es una opción que debes considerar para lograr la mejoría de la privacidad y anonimato de tus datos. Todos tenemos derecho a poder navegar en Internet de forma libre, anónima y segura.

Puedes descargar el navegador Tor para los sistemas operativos más conocidos: Windows, Mac, Linux y también cuentan con la versión móvil para Android. Si necesitas de una experiencia acorde al idioma de tu preferencia, puedes descargar este navegador en varios idiomas ya que es ampliamente utilizado en todo el mundo.

Por otro lado, la aplicación Signal es app de mensajería instantánea que a simple vista se ve como cualquier otra. Puedes enviar mensajes de texto, notas de voz, archivos y toda la actividad usual. Aunque cuenta con una salvedad, un protocolo de encriptación End-to-End que está completamente integrada a la aplicación y su uso diario. Por lo que no será necesario realizar algún tipo de ajuste adicional para comenzar a usar este servicio de mensajería.

Ten presente que la privacidad no se debe centrar solamente en los datos, sino en los metadatos. Éstos, a su vez, son conjuntos de datos que informan sobre otros datos. Los metadatos informan cosas aún más sensibles que los propios datos de origen. He ahí el desafío de llegar a un nivel más alto de encriptación de datos. Es decir, también lograr encriptar los metadatos. Signal se puede descargar y acceder a través de Windows y Mac, a continuación, podéis descargarlo directamente desde las tiendas oficiales de Google Play y también en la App Store de iOS:

Las VPN no contribuyen a la privacidad

Este puede ser considerado como uno de los grandes mitos de la seguridad en redes. Las VPN no garantizan el anonimato de los usuarios que navegan en Internet o en cualquier red mediante el túnel VPN. Entonces, ¿qué hace una red privada virtual? Toma la conexión que estás teniendo a una red determinada y la dirige para que todo el tráfico pase por un servidor (el servidor VPN). Ese servidor es el que actúa como túnel, previniendo que las personas que estén fuera del túnel, puedan visualizar la información. En consecuencia, aquellas personas que pueden tener acceso al túnel, pueden monitorizar todo el tráfico que se está generando, por lo que el punto crítico siempre será el propio servidor VPN ya que es el que se encarga de cifrar/descifrar el tráfico del túnel que proviene del cliente.

Permisos de aplicaciones y uso de AdBlocker

En menos de 5 minutos, podremos darnos cuenta que estamos cediendo muchísimos permisos a todas las aplicaciones que tenemos instaladas en nuestro móvil. Nuestra ubicación, el historial de dicha ubicación, libretas de contactos, fotos, videos, cámara, micrófono, registro de llamadas, calendarios y sensores corporales, y no nos olvidemos de todos los tipos de archivos que podamos imaginar. Es increíble que tanta información logre compartir con terceros casi sin darnos cuenta. Sugerimos revisar el apartado de «Configuración» y ajustar las configuraciones de permisos a aplicaciones. Estamos seguros que habrá más de un permiso innecesario que deberá ser desactivado.

Cuando utilizamos un ordenador para navegar en Internet, llegan ocasiones en que la cantidad de anuncios que van apareciendo es algo alta. Además, puede resultar bastante molesto si es que estamos en medio de actividades importantes. Generalmente, aparecen como ventanas emergentes o nuevas ventanas en el navegador que se generan de forma repentina. Las aplicaciones que bloquean estos anuncios, más conocidas como Ad Blockers, son una alternativa fácil de implementar para evitar gran parte de los anuncios que no queremos visualizar. Como hemos dicho, no es la solución que los evita por completo, pero el lograr mitigarlos es de gran ayuda.

Una de las opciones que recomendamos es Poper Blocker. Está orientado en la prevención de la aparición de ventanas y pestañas emergentes que acostumbran a contener anuncios no deseados. Es una extensión del navegador Google Chrome y si eres usuario del mismo, puedes acceder a su instalación a continuación:

No confíes en los asistentes (Assistant, Alexa, Echo, etc)

En su momento, los asistentes virtuales lograron ganar protagonismo en el negocio de los productos domésticos. Los ejemplos más conocidos son Assistant de Google, Alexa de Amazon y Cortana de Microsoft. Sin embargo, estos resultaron ser una invasión sin igual a la privacidad y anonimato de nuestros datos, además de a nuestra vida en general. Lo peor de todo es que no existe manera de hacer que esto sea diferente, o al menos, un poco menos invasivo.

Tal y como hemos explicado, el ser anónimo en Internet es casi un sueño. Aplicaciones y dispositivos tienen el control para poder hacer seguimiento de nuestros movimientos, palabras, gustos, ubicación y mucho más. Queda en nuestras manos poder realizar las acciones citadas anteriormente, con el objetivo de poder paliar los riesgos y disfrutar de una experiencia conectados a Internet más anónima, privada y segura.

Seguridad

Errores comunes que cometes y te exponen al ransomware

Publicado por Javier Jiménez el 29 de abril, 2020 • 18:00

El ransomware es una de las amenazas más importantes que hay en la red. Como sabemos es un tipo de malware que tiene como objetivo cifrar nuestros archivos. A cambio de poder acceder a ellos pide un rescate económico. Es así como se lucran los ciberdelincuentes. Es, en definitiva, una amenaza que puede comprometer seriamente nuestros sistemas y hacer que perdamos archivos. En este artículo vamos a hablar de qué errores cometemos los usuarios y que pueden hacer que seamos víctimas de este problema.

Errores que cometemos y favorecen el ransomware

No solo a la hora de hablar de ransomware, sino también de cualquier otra amenaza, somos los propios usuarios quienes en ocasiones cometemos errores que facilitan la tarea a los ciberdelincuentes. Es vital que tengamos en cuenta las medidas básicas y de sentido común. Por ello queremos mencionar cuáles son los errores más comunes que cometemos y que pueden exponernos.

Acceder a links sospechosos

Una manera muy común de infectarnos con algunas amenazas como es el ransomware es mediante enlaces peligrosos. Por ejemplo puede llegarnos un link que nos dirige a una página configurada para que descarguemos un archivo que en realidad es un ransomware. Este tipo de enlaces maliciosos lo podemos recibir a través del e-mail, redes sociales o incluso plataformas de mensajería instantánea.

Por tanto hay que tener mucho cuidado con los enlaces a los que accedemos. Siempre debemos asegurarnos de estar en sitios legítimos y evitar iniciar sesión o descargar archivos desde enlaces en los que no podemos confiar.

Descargar software de fuentes no oficiales

También es muy común que seamos víctimas del ransomware al descargar software desde fuentes no oficiales. Esto es un problema muy frecuente, ya que tenemos a nuestra disposición muchas páginas y plataformas desde las cuales podemos descargar programas y herramientas. Ahora bien, no todas ellas van a ser seguras.

Es a través de las descargas una de las fuentes de entrada de amenazas más importantes y debemos cuidarlo. Nuestro consejo es siempre descargar software desde sitios legítimos, tiendas oficiales y de garantías.

Errores comunes del ransomware

No mantener el equipo actualizado

Son muchas las vulnerabilidades que nos podemos encontrar al navegar por Internet. Pueden ocurrir fallos de seguridad que comprometan nuestros equipos. Los piratas informáticos en muchas ocasiones se aprovechan de estos errores, estas vulnerabilidades, para distribuir sus amenazas.

El ransomware es una de estas amenazas que puede aprovecharse de posibles vulnerabilidades que haya en un equipo. Por ello es fundamental que tengamos siempre las últimas versiones y todos los parches instalados. Solo así podremos estar protegidos ante este tipo de problemas que puedan surgir.

Creer que basta con el antivirus

Sin duda es un error muy común. No hablamos solo respecto al ransomware, sino con cualquier amenaza. Muchos usuarios creen que por tener un antivirus en su sistema ya están protegidos frente a todas las amenazas. La realidad es que no.

Por supuesto tener un antivirus es algo fundamental. No importa el sistema operativo o dispositivo que estemos utilizando, necesitamos tener un buen antivirus. Pero hay que tener en cuenta que también existen otras herramientas de seguridad que pueden ayudarnos y, lo más importante, el sentido común. De nada sirve tener el mejor antivirus si luego vamos a cometer ciertos errores como estamos viendo.

Usar pendrives en equipos públicos

Otro error más que puede poner en riesgo nuestros equipos y ser la entrada del ransomware es utilizar pendrives en equipos públicos. También ocurriría lo mismo si le dejamos una memoria USB a otra persona. Es posible que esos sistemas estén infectados y puedan a su vez infectar ese pendrive que posteriormente vamos a utilizar en nuestro equipo.

Nuestro consejo es tomar precauciones siempre que vayamos a usar un ordenador público, como puede ser por ejemplo a la hora de imprimir documentos en una copistería.

Descarga de juegos o películas piratas

Este es otro de los problemas más comunes. Va un poco en sintonía con lo que mencionábamos anteriormente del software desde fuentes no oficiales. Sin embargo ahora nos centramos en la descarga de juegos o películas piratas.

Muchas plataformas pueden ofrecer la posibilidad de descargar un juego pirateado, por ejemplo. Sin embargo al instalarlo, al abrir los archivos, puede que el contenido sea malicioso. Puede que, en definitiva, lo que estemos abriendo sea un ransomware.

fuente: redeszone.net